Testimonios


Yo pesaba 142kg cuando decidí operarme. Estaba en el límite de todo, triglicéridos, colesterol, y ácido úrico. Decidí operarme también por mis hijos, la fatiga y la falta de energía hacían que no pudiera seguirles el ritmo.


A mis 33 años tuve la oportunidad de cambiar mi estilo de vida gracias a la cirugía de manga gástrica y al maravillosos trabajo del Dr. Oziel Cantu y su equipo. Entré a quirófano de 108 kg y ahora, después de un año peso 76 kg. Para mi ya era normal no poder agacharme, tener los brazos y las piernas dormidas cotidianamente, roncar, estar hinchada, inflamada y cansada, en cambio ahora me siento más ágil con más energía, puedo usar ropa que me gusta y zapatos altos. Por esto y muchas razones más lo recomiendo ampliamente.